Sueño y descanso

El sueño es un momento muy importante de nuestra vida, si es natural es reparador y nos aporta la energía suficiente para comenzar nuestro día con una visión mucho más clara y optimista.

Cuando nuestro sueño está alterado, bien sea porque es poco profundo, porque dormimos pocas horas, porque nos cuesta dormir, porque trabajamos a turnos, porque nos despertamos muchas veces… nuestra salud se resiente, tanto a nivel físico como a nivel mental y emocional. El cansancio genera alteraciones en nuestros procesos biológicos y por tanto psíquicos.

Dormir dentro de una pirámide nos aporta:

  • Miorelajación (relajación a nivel celular), si hay relajación a ese nivel tan profundo nuestro cuerpo y mente se relajan desde el interior.
  • Exclusión de radicales libres y por tanto frena el proceso oxidativo de las células. Es por esto que se habla de rejuvenecimiento. También está asociado a la ordenación de las moléculas del agua. Cómo ya sabemos, desde que fue observada a través del microscopio electrónico, las moléculas de agua son 5(H2O) en forma de pirámide a la escala del número phi y por tanto a la escala de la Gran Pirámide de Giza. Por el efecto de similitud, descrito por Linus Pauling, la pirámide ejerce una influencia sobre estas moléculas y sobre todo en aquellas que han perdido su forma debido al estrés ambiental, físico o emocional.
  • Reparación del ADN y eso permite que cada célula cuente con la información original, es decir que cumplan su función en un estado de equilibrio natural. A esto lo llamamos homeostasis. Facilita, que por ejemplo, las células del estómago estén activas y dispuestas para cumplir sus funciones al 100%.
  • Generación de un ambiente bacteriostático, es decir que aquellas bacterias saprófitas, las que hacen que nos enfermemos, mueran de inanición, falta de alimento.

 

Camas con Pirámide

WhatsApp chat