Los colores

Cada color nos pone en contacto con un aspecto diferente del espectro de la Luz. En nuestro cerebro activa el sistema límbico y produce emociones.

Cada color vibra en una longitud de onda diferente, así que cuando estamos disfrutando de los beneficios de las pirámides, a través de la Energía Piramidal, podemos potenciarlo o añadir una intención, a través del color.

Cómo nuestro ojo solo percibe un pequeño fragmento del espectro completo de la luz, te invitamos a que elijas según te llame la atención, o te dicte tu intuición, puesto que cada color puede tener combinaciones que se nos escapan al ojo y que nuestro sistema energético capta, incluido el sistema límbico y la piel.

Te aportamos algunas sugerencias sobre interpretaciones según diferentes estudios e investigaciones.

Amarilla: Alegría. Optimismo. Estimula la salud. Sensación de ser válido. Apertura. Aceptación. Merecimiento.

Blanca: Pureza, transparencia, paz, bienestar general

Roja: Energía. Cambio. Transformación de la ira en amor. Vitalidad. Intuición. Amor incondicional. Calma. Pasión. Honor. Reemplaza el ofuscamiento por claridad, decisión y liderazgo.

Rosada: Interés para cubrir nuestras necesidades. Calma en situaciones de abandono. Conecta con nuestra inocencia. Equilibrio. Confianza. Claridad de visión. Descubrir lo realmente esencial.

Violeta: Armonía. Aumenta la intuición, la calma y el poder interno. Ayuda a integrar lo mental, lo emocional y lo esencial. Despierta la ternura. Favorece la meditación.

Celeste: Seguridad. Visión psíquica. Calma la mente. Estimula el deseo de comprenderse.  Ayuda en la autoexpresión. Motivación. Descubrir nuestro valor. Conectarnos al deseo del corazón.

Lapislázuli: Disuelve los sentimientos de abandono. Devuelve el sentido de la integración del cuerpo, la mente y el espíritu intensificando la conciencia y expresándola en una comunicación clara. Ayuda a las personas que tienden a la introversión, a abrirse y relacionarse con el mundo. Proporciona vitalidad y virilidad.

Verde: Armoniza, nos acerca a la Aceptación, nos aporta sentido de ser valiosos, nos abre al presente y nos prepara para el futuro, aumenta la estabilidad sobre todo en meditación, alivia el corazón.

Naranja: Capacidad de recibir. Reconocer que estamos preparados. Aporta coraje y vigor. Autoconciencia. Transforma la rabia en fuerza para el cambio.

Plateada: Conexión con la profundidad de la conciencia.

Dorada: Conciencia de Elección. Desconexión del inconsciente colectivo.

Esta es una paleta de colores básicos.

 También trabajamos con otras tonalidades dentro de cada color.

WhatsApp chat