Cremas, aceites, jabones.

Estos productos expuestos a la Energía Piramidal potencian sus principios activos.  Se conservan más tiempo puesto que dentro de la pirámide se crea un ambiente bacteriostático que impide la putrefacción. De esta forma podemos beneficiarnos de un producto potenciado, usar menos cantidad y conservarlo durante más tiempo. Esto contribuye a un consumo responsable.

WhatsApp chat